Prendas con Historias

uploads-image-2017-7-4-b0d6126d-acf7-4f47-84f7-5b14714fd636-1
Foto: Sex And The City Movie

“Si esos zapatos que tienes en el armario te hacen sonreír, valen más de lo que cuestan…”
Holly Golightly

Hace más o menos un mes atrás, estuvimos de mudanza, nos fuimos de un apartamento en el piso 12 de un edificio a una casa en las afueras de la ciudad con mucha vegetación. Se imaginarán que el cambio no fue ni más ni menos que un “SHOCK”, y como bien dice el dicho popular “Nadie sabe lo que tiene, hasta que tiene mudarse…” ¿No? Hablando de esto y previendo que la movida iba a ser muy grande, comencé a armar cajas con bastante anticipación. Así fue como empezaron a aparecer diferentes objetos que por mucho tiempo habían estado guardados en estanterías, armarios y roperos. Algunos libros que hacia mucho no veía y que me detuve a ojear unos minutos, CD’s viejos que en algún momento pasé a la computadora y nunca más se escucharon y hasta varios cassettes con filmaciones de mis viajes por estados unidos que siempre quise pasar a formato digital y nunca lo hice.

Cuando llegué al “Sector Vestimenta” traté de recrear la escena de Sex And The City donde clasifican la ropa del armario de Carrie Bradshaw pero sin champagne, sin las tres amigas que me ayudaran y también sin mucho éxito porque, cada prenda que encontraba que debía desechar o donar, la quería guardar. Es que, quien más quien menos, todos atesoramos en el fondo del placard ( y a veces ni siquiera tan en el fondo ) una o varias piezas de ropa de las cuales no nos podemos deshacer ni aunque nos apunten con un arma. ¿Que será lo que nos detiene?

Fue así como encontré entre mis pantalones, un jean que al verlo, me hizo sonreír y me transportó varios años atrás, más precisamente al año 2009. Ese fue el ultimo año que viví en Estados Unidos y después de mucho, mucho, muuuuuucho esfuerzo, trabajo y constancia, había logrado bajar 12 kilos, ya que toda mi vida me había sentido un poco acomplejado por mi peso. Un día fui al centro comercial de la ciudad y lo vi, un jean Armani ( como verán soy fan de la marca ) de pierna recta ya que aún no estaban de moda los chupines, en un costado tenia impreso el logo de la marca, un águila en color azul que cubría la mitad de la pierna con piedritas imitación de swarovski pegadas sobre el diseño. Más allá de la extravagancia del pantalón y de que en aquellos tiempos dicho estilo era tendencia, lo que hizo especial el momento de comprarlo fue que era talle 28. Nunca en mi vida había estado tan delgado y eso era fruto de la dedicación y la constancia de ir al gimnasio todos los días y comer saludablemente. El jean, en este caso, era como el broche de oro de un trayecto que había recorrido yo solo y que se merecía tal reconocimiento.

 IMG_3589        IMG_3593.jpg       IMG_3595.jpg

Estas son las famosas “Prendas Con Historia”, prendas que nos acompañaron en una etapa de nuestras vidas, un vestido con el que conociste al amor de tu vida, una camisa que te la ponías cada vez que ibas a visitar a tu abuela porque sabías que a ella le hacia feliz. Unos zapatos con los que bailaste toda la noche en la boda de tu mejor amiga y que cada vez que los encuentras en el armario, sonríes y hasta te han hecho llamarla para recordar juntas ese día. Tal vez son esas memorias las que evitan que nos desprendamos de ciertas prendas.

De todas maneras sería bueno que intentáramos donar la ropa que no usamos, especialmente en la época de invierno cuando hay tanta gente que la puede aprovechar. También hay prendas que se pueden reciclar y convertirlas en algo nuevo, hay muchísimos tutoriales en YouTube. PERO…!!! Tienen permiso de quedarse con una, la más especial, la que les arranque la sonrisa más grande, o dos, o las que quieran, porque… ¿Quién soy yo para decirles lo que tienen que hacer?
Por el momento yo sigo aquí, en la casa nueva, escribiendo frente al fuego en este fin de semana lluvioso y melancólico, hace tiempo que volví a ser talle 32 y mi “Jean con Historia” está doblado en el nuevo armario esperando tal vez, a la próxima mudanza.

¿Sobrevivirá?

Yo creo que si…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s